Historia de Juan Diego Perdomo Alaba y Evelyn Díaz

Mi mozo está que me saca a vivir, él no sabe que no puedo ascenderlo a esposo ¡Abran, porfa!

Esta es una de las frases y comentarios que reciben a diario los administradores de moteles en Cartagena de Indias a través de llamadas, mensajes de WhatsApp y redes sociales. "Desde que cerramos en marzo, recibo a diario entre 80 y 100 mensajes de clientes preguntando cuándo vamos a abrir", cuenta entre risas Yolima Polo, administradora del célebre motel Indiana, ubicado entre la vía de La Cordialidad y la Pedro Romero.

DÉJENOS Entrar que nosotros no decimos nada

Los clientes asiduos o esporádicos parecen estar 'desesperados' desde que este gremio que, según el código Código Industrial Internacional Uniforme -CIIU- pertenece a la categoría de "Alojamientos", cerró su atención al público a mediados de marzo debido a la pandemia del covid-19.

Abran que la cosa está maluca, mi novio me va a dejar

Andrés Calero, administrador del motel Villa Campestre, dice que su gremio fue el primero en cerrar y sería el último en abrir. Se queja porque "cuando el alcalde cerró el comercio nos metió en el grupo de bares y discotecas, y nosotros según el código CIIU, estamos en el de hoteles y alojamiento, entonces parece que vamos a ser los últimos y eso nos angustia". Y así, con las corredizas abajo, los moteles de la ciudad van ajustar exactamente tres meses sin prestar este exótico servicio, de primera necesidad para muchos. Calero insinúa, a renglón seguido, que si se "acepta la reapertura de los hoteles, sería justo que ahí entráramos nosotros".

¡Ábranos! Entramos corriendo y nadie nos ve

Pero esta emergencia les dejó a los 'moteleros' algo positivo, lograron agremiarse para un propósito común: el de la pronta apertura. Se buscaron, se encontraron, hablaron y crearon la Asociación de Moteles de Cartagena, Asomoteles, conformada por 15 de los más reconocidos de los casi 30 que hay en la ciudad, sin contar las residencias, que no figuran en este grupo.

"El covid-19 enferma y también quiebra": Moteles de Cartagena
Motel Indiana

Uno de los más grandes, Indiana, famoso por su exuberante fachada que registra a un faraón egipcio y que cuenta con 90 habitaciones y 7800 metros cuadrados, es uno de los voceros de esta asociación y le planteó a LaChiva.co, a través de su administradora, las inquietudes de este sector: "De los 45 empleados, en su mayoría mujeres cabeza de hogar, ahora sólo tenemos 10 entre vigilantes, personal de mantenimiento y servicios generales. Aguantamos marzo y abril, pero mayo y junio no. Ya no tenemos caja para pagar sueldos ni primas", manifestó la mujer con pesar, pues su gremio genera entre mil y mil doscientos empleos directos e indirectos. No obstante deben seguir tributando, pagando impuestos y cancelando puntual las facturas de recibos públicos que en el caso de Indiana, aterra. "Normalmente en energía pagamos unos 14 millones de pesos, este mes vino en 2 millones, sin embargo, es una cifra alta pues no estamos produciendo", precisó Polo.

Qué aglomeración de gente va a haber si solo somos mi novia y yo. ¡Abran!

Ambos voceros manifiestan que hay una estigma con los moteles y el grupo de bares, tabernas y discotecas, "Entendemos la preocupación en lo que tiene que ver con los protocolos de bioseguridad, más no por lo de las aglomeraciones porque en los moteles no hay, casi nunca un cliente se encuentra con otro, eso se maneja de forma muy reservada, hay unos protocolos de discreción. Siempre son parejas y aunque hay habitaciones que son múltiples, en situaciones como estas obviamente no las manejaríamos. Pero el miedo es en parte por el tema de la bioseguridad, sobre todo por los fluidos corporales, pero los moteles tienen una capacitación muy amplia y de viaja data en ese campo de la asepsia y la limpieza. Siempre hemos trabajamos con sistemas de gestión y elementos EPP. Además somos muy cuidadosos con la recolección de los residuos biológicos pues para su manejo contratamos empresas especializadas que se encargan. No es que ahora lo vamos a hacer, siempre lo hemos hecho".

"El covid-19 enferma y también quiebra": Moteles de Cartagena
El Castillo del amor

Hace un par de semanas, Asomoteles presentó ante el Departamento Administrativo Distrital de Salud -Dadis-, el 'Protocolo general de bioseguridad para el sector de moteles', un robusto documento de 46 hojas. "Esperamos que ojalá la alcaldía nos responda o que por lo menos nos escuche", subrayó la administradora de Indiana.

Vea también  Capturadas modelos webcam por violación de medidas sanitarias

¿Cómo se adaptarían los moteles a la nueva normalidad?

El jefe de Villa Campestre le explicó a este portal que cualquiera que sea el medio de transporte que se use para ingresar, "vamos a poner unas bateas, unos tapetes inmensos para sanitizar las llantas. Haremos tomas de temperatura corporal al ingreso y salida de los trabajadores. Y de nuestros clientes, por supuesto. Instalaremos lavamanos en ciertas partes de los moteles para que el empleado las use con la regularidad estipulada. Vamos a contratar más personal de limpieza. Seremos estrictos con el seguimiento y la supervisión para que se cumplan las normas. La ventaja es que estamos un paso adelante con relación a los protocolos de protección y limpieza. Somos conscientes que tenemos que adaptarnos, adecuarnos y estamos dispuestos a ello. Como nos digan así procedemos. Pero que nos digan algo, por eso enviamos el protocolo". Calero reveló que un funcionario del Dadis ya lo revisó y les comunicó que estaba bien hecho pero les sugirió "aterrizarlo" a cada caso particular, pues cada motel tiene una capacidad económica y unas necesidades e infraestructura diferentes.

"El covid-19 enferma y también quiebra": Moteles de Cartagena
Villa Campestre

LaChiva.Co pidió la opinión de varios transeúntes del sector donde funciona Indiana, sobre la reapertura de los moteles, y aunque son conscientes de que son grandes superficies que generan empleos directos y dinamizan la economía, coinciden en advertir los riesgos naturales que supone su operación porque "estamos hablando de camas, toallas, sábanas y una cantidad de elementos que con tanta paranoia que existe, algunos no estarían dispuestos a compartir así sus administradores digan que todo estaría desinfectado". Otros piden estrictos controles y supervisión permanente en el manejo de la desinfección de cada habitación. "Ajá, tienen que abrir para que todos podamos comer, tú me entiendes...", ironizó un vendedor de patillas.

A la gente no le gusta hablar de moteles pero siempre vienen por el servicio

De Asomoteles hasta ahora hacen parte 15 establecimientos: Sans Souci, Santaros, La Cangreja, La Jaiba, El Paso, Pasiones, Cienfuegos, Alana, El Paraíso del Conde, Las Dunas, Los Laureles, Taberna Edward, Villa Campestre, Indiana, Star Suit y el Castillo del Amor.

Abrános, podemos entrar por la puerta trasera

La situación es dura. Agobiante. En todos los moteles la planta bajó en un 90 por ciento. En Villa Campestre, de 46 empleados solo quedan 6, dos administrativos y 4 vigilantes. Los voceros de Asomoteles convienen en que los bancos no le prestan fácilmente a los moteles porque son negocios que muy difícilmente se pueden reinventar o diversificar su actividad económica. "Son moteles y seguirán siendo moteles". Cuenta Yolima que han tratado de reinventarse vendiendo productos eróticos por las redes sociales, "pero es algo muy mínimo".

"El covid-19 enferma y también quiebra": Moteles de Cartagena
Sans Souci

Insisten en estar disponibles a "acatar lo que se nos ordene, solo queremos abrir". Aforo, horario y protocolos, "pero necesitamos producir y reintegrar a nuestros trabajadores que la están pasando mal". Los costos fijos siguen ahí, "Electricaribe, por ejemplo, nos sigue cobrando y ya nos amenaza con corte del servicio. No nos esperan, ni dan plazos. Si no pagas, te cortan".

Un dato interesante es que antes de la pandemia, recibían un promedio de 60 entradas diarias de lunes a jueves, y entre 80 y 100 los fines de semana. Hagan cuentas. 

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.