Serán 120 tapabocas de tela confeccionados, en una primera etapa, para ser distribuidos dentro del centro carcelario; el propósito, no obstante es que estos implementos puedan fabricarse de forma masiva para favorecer a familias que económicamente no puedan adquirirlos.

Por el momento esta primera producción busca que las mismas internas sean las beneficiarias de esta iniciativa.

El proceso es realizado por siete internas que se reparten el trabajo entre quienes cortan la tela quirúrgica y las que cosen; otras cortan el elástico, unas empacan, y por último, otra supervisa el proceso.

De acuerdo con Mercedes García Escallón, directora de este centro carcelario, este emprendimiento inició por la poca oferta y la alta demanda de tapabocas en la ciudad que también afecta a las internas, personal de salud y de guardia de la cárcel de San Diego. Además es una oportunidad para invertir tiempo de valor en desarrollar y poner en práctica las habilidades de las mujeres privadas de libertad "en pro de contribuir en el tema de protección y prevención para poder frenar la propagación del Covid-19, el cual es una realidad que nos preocupa y nos convoca a unirnos como líderes y como gobierno", indicó la funcionaria.

Vea también  Capturadas modelos webcam por violación de medidas sanitarias

Además de la rutina diaria y el adecuado lavado de manos para prevenir la propagación del brote en el penal, las internas buscan realizar un aporte a la prevención de su propagación en sus familias y en las personas más necesitadas que no tienen acceso a un tapabocas. Se prevé que serán esterilizados y entregados de forma gratuita por parte del equipo médico de este centro carcelario.

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.