El juzgado noveno civil municipal, le ordenó a la alcaldía de Cartagena que un lapso no mayor a 48 horas debe entregar mercados a las "familias afrodescendientes de los barrios 1, 2 y 3, y a toda persona que lo necesite observando su situación en particular, previo a la identificación, caracterización, cuantificación y ubicación de las mismas". Esto para mitigar los efectos del confinamiento causado por la pandemia del covid-19.

El juez consideró que estas ayudas se deben otorgar como protección de los derechos a la alimentación, vida y dignidad humana de toda la población.

El fallo judicial se da como resultado de una acción de tutela impetrada por los abogados Alcides Arrieta Meza y Adil Meléndez Márquez, quienes trasladaron a un juez los reclamos de varias comunidades en condición de vulnerabilidad que no han recibido las ayudas humanitarias.

Asimismo, se le ordena al Distrito de Cartagena que en un plazo máximo de 48 horas, contadas a partir de la notificación de la sentencia, a publicarla en su página web oficial para el fácil acceso y conocimiento de la ciudadanía para que la población favorecida exija la entrega de las ayudas alimentarias.

El abogado accionante, Alcides Arrieta, le contó a LaChiva.co que recibe el fallo "con la satisfacción de aportar un granito de arena para una población que soporta y ha soportado históricamente todo tipo de exclusiones". Y agrega que "la sentencia representa el reconocimiento del derecho a la alimentación, que debe ser garantizado en todos los tiempos, y con mayor énfasis en época de una crisis pandémica como la que estamos viviendo".

Sobre si el Distrito apelará o no el fallo, Arrieta dijo que está en su derecho. Pero plantea una pregunta: "¿Es ético y legítimo impugnar un fallo, para buscar revocar el derecho a la alimentación, a no pasar hambre?".

Juan Diego Perdomo Alaba
Comunicador Social y Periodista de la Universidad de Cartagena. Consultor en comunicaciones digitales, estratégicas y de gobierno.