Tiendas Ara
Tiendas Ara

Queriendo ayudar y encontrar esto

Así reaccionó indignada la abogada María Angélica Galvis, quien de manera anónima, prudente y sin buscar protagonismos, como otras tantas expresiones de solidaridad que se han visto en la ciudad, quiso comprar unos mercados para donar a sus vecinos menos favorecidos y le fue imposible.

Desde hace tres días con varios vecinos de su edificio unieron esfuerzos y recogieron un dinero con la intención de comprar unos mercados para entregárselos a los residentes del sector La Unión del barrio Torices en Cartagena.

El mercado incluir√≠a 4 bolsas de arroz de media libra, un litro de aceite, un kilo de az√ļcar, 4 paquetes de espaguetis, un kilo de promasa, 2 bolsas de lenteja de media libra y 3 de frijol, una bolsa de caf√© y una lata de sardina. Galvis cotiz√≥ precios y encontr√≥ que tiendas Ara ofrec√≠a los m√°s bajos para poder comprar un total de 64 mercados. "Pod√≠amos ayudar a 64 familias con algo, quiz√° no es mucho, pero finalmente un poquito puede aliviar en estos duros momentos", apunt√≥.

Aprovechando que su √ļltimo n√ļmero de c√©dula corresponde al d√≠a para poder salir a comprar elementos de primera necesidad, lleg√≥ al Ara del barrio Marbella y encontr√≥ en la caja un aviso de restricci√≥n para ventas de algunos productos (gel antibacterial, jab√≥n antibacterial, alcohol antis√©ptico, huevos, leche, blanqueador, papel higi√©nico, arroz, granos).

Resulta que dos de los productos que necesitaba tenían restricción de cantidad, arroz y granos; la ciudadana consultó con la persona encargada de la tienda sobre el tema y le aclaró que por persona podía comprar solo 4 pacas de arroz, es decir, 100 unidades, y conforme a las cantidades que había programado para cada mercado requería llevar 256. Asumió entonces que "con que otras personas las compran podríamos completar nuestra misión y asumí que la misma información aplicaba para los frijoles".

Comenzó a llenar el carrito. Los encargados de la tienda le advirtieron que no podía llevar esa cantidad. Galvis le pidió al operario que consultara con su superior y le explicara la motivación de su compra para que fuera autorizada. Finalmente por políticas internas de la tienda, no le fue posible realizar la compra. La donante agotó en el momento todas las instancias y no obtuvo respuesta. "Me consiguieron el teléfono de Alejandra Espinoza, enlace de Distrito para coordinar todo las ayudas de particulares para mitigar los efectos del Covid-19 en Cartagena y no obtuve respuesta". Volvió a insistir y el jefe de la tienda no accedió. Su superior a su vez le dio como solución pasar una solicitud por escrito "para ser estudiada".

Respecto al incidente la ciudadana se pregunta, ¬ŅD√≥nde queda la labor social del sector privado?, ¬Ņen qu√© est√° ayudando tiendas Ara a la poblaci√≥n m√°s vulnerable?, ¬Ņpor qu√© asume una pol√≠tica privada tan estricta que impide ayudar a otros?

Al final de la tarde, Alejandra Espinosa se comunicó con María Angélica, le ofreció disculpas por la respuesta tardía ya que estaba en los barrios coordinando la entrega de ayudas. Se comprometió a facilitarle el contacto en algunos proveedores en el mercado de Bazurto para gestionar la compra de los mercados a precios módicos.

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.