Con el propósito de proteger el ecosistema marino, el pasado 11 de febrero fueron cerradas por dos días las playas de Tintipán y Múcura, dos de las diez islas costeras que pertenecen al archipiélago de San Bernardo, ubicado en Golfo de Morrosquillo. La Dirección General Marítima (Dimar), a través de la Capitanía de Puerto de Coveñas, se encargó del cierre.

De acuerdo con las autoridades, esta iniciativa que se realiza por primera vez en esta zona, se repetirá dos veces al mes para oxigenar el ecosistema marino, sus playas, el hábitat y entorno de la fauna y flora de la zona, tema que fue concertado previamente con las comunidades quienes también hicieron parte del proceso.

Durante los dos días de esta primera jornada de cierre se realizaron diferentes actividades encaminadas a la recuperación medioambiental de las playas, la seguridad integral marítima y turismo sostenible con apoyo de la Base de entrenamiento de Infantería de Marina de la Armada Nacional, Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), Migración Colombia, Gaula, Fundación Tolú Sostenible, logrando la recolección de 24 sacos con residuos de plásticos, envolturas y vidrios. Previo y durante el proceso se estudia la posibilidad de regular el número de personas que ingresan a estas playas y el de ordenamiento de las mismas.

El archipiélago de San Bernardo es administrado en Cartagena por Parques Naturales Corales del Rosario y San Bernardo desde el año 1996 y, la única zona que no le pertenece administrativamente es la isla Boquerón que hace parte del municipio de San Onofre, en Sucre.

De acuerdo con la Dimar, de esta jornada participaron entidades como el SENA que se encargó de brindar capacitación a 122 pobladores en temas como atención y servicio a clientes, coctelería básica, manipulación de alimentos, mantenimiento de motores fuera de borda y rescate náutico. Por su parte, Migración Colombia verificó el estado de 13 establecimientos que prestan servicios de alojamiento a turistas y las normas nacionales establecidas para la prevención de trata de personas, turismo sexual, explotación comercial de niños, niñas y adolescentes. Además, fueron inspeccionadas 20 embarcaciones adscritas 9 empresas autorizadas para el transporte marítimo de pasajeros desde el municipio de Tolú hacia la zona insular del Golfo de Morrosquillo, a las que se les realizaron pruebas de equipos de navegación y comunicaciones, verificación del estado, vigencia de documentación y permisos, licencias de pilotos, elementos de seguridad a bordo y socialización de las normas establecidas por Dimar para naves menores.

En Playa Blanca de Cartagena ubicada en la isla de Barú se intentó realizar esta medida, incluso antes que en Tintipán y Múcura, en aras de la protección del medio ambiente y por motivo de accidentes, irregularidades, cobros excesivos presentados en las últimas semanas en la área isleña. No obstante esta iniciativa liderada por la Secretaría del Interior no fue aceptada por los nativos por lo que, actualmente, se vienen adelantando otras medidas de control.

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.