Galeón San José
Galeón San José

El imponente barco del imperio español construido en 1698 y hundido por los ingleses en 1708 cerca de la bahía de Cartagena, durante la batalla de Barú y que dejó seiscientos muertos se podrá ver a la mitad de su tamaño real en el Museo Naval del Caribe (MNC), ubicado en el Centro Histórico de la ciudad.

Este dispositivo museográfico que se empezó a construir en agosto de 2019 avanza en un 80 por ciento. De acuerdo con Gonzalo Zúñiga, curador del MNC, la historia que guardan los restos de este galeón en el fondo del mar es valiosa por su información histórica, más allá de su tesoro o valor económico, pues en él reposan cientos de años de historia.

"Ese Buque, por su estado de conservación tiene una información histórica valiosísima sobre un periodo de cerca de 300 años de nuestra historia. Las historias y objetos se modernizan y se reescriben, pero en este caso es como si alguien lo hubiera encerrado en la profundidad del mar y 300 años después lo hubiese abierto", expresó el experimentado curador.

¿Cómo se verá este Galeón San José del Museo Naval?

El tamaño de la maqueta es a escala 1-2, es decir, la mitad de la dimensión del Galeón original que medía poco más de 12 metros en su manga que es la anchura. Su medida total era de aproximadamente 38 x 12. Además, sólo se está construyendo la parte correspondiente a la que se encontró en el fondo del mar, que es una tercera parte de barco.

Los visitantes podrán ingresar al Galeón y vivir la experiencia de estar sumergidos en la profundidad de las aguas. Al entrar a la parte interna de la maqueta se encontrará una especie de submarino que dará la sensación de bajar 600 metros al fondo del mar en medio de la embarcación.

Para tal fin el MNC buscó la fotografía original con el Instituto Colombiano de Antropología que no es más que un mosaico de 5 mil fotografías unidas tomadas por el robot 'Remus 6000' del WHOI, el Instituto Oceanográfico de Estados Unidos.

En el interior del barco también habrá cuatro televisores donde se explicará al detalle la historia y significado de cada uno de los elementos que conserva el San José. Otro atractivo es una infografía de lo que sucedió y los planos del buque; se podrá subir a la cubierta y tener una experiencia de lo que se sentía estar en el toldillo, que es el puesto en donde iba el comandante del buque. Además, una réplica de la espada de mando de un capitán de la 'Carrera de Indias' que, según expertos puede ser la espada que usaba El Conde de Casa Alegre, Don José Fernández de Santillán, general de la Armada que se hundió con el buque.

También se podrá ver una réplica de una moneda de oro con el sello del Rey Felipe Quinto. Cada uno de los conceptos son asesorados por el arqueólogo colombiano Carlos del Cairos, experto en temas submarinos.

Zúñiga también manifestó: "Lo que hace valioso el barco es encontrar elementos de los tripulantes; un baúl, cosas de los pasajeros, una joya que informe históricamente, porque lo demás son cosas comunes. No es posible que haya perlas ni esmeraldas porque estas se embarcan en Cartagena y el buque aún no había llegado. Venía plata y monedas de oro peruano en menor cantidad que nosotros, la Nueva Granada era el principal productor de oro del mundo en ese momento".

Para la realización de esta obra de seis metros que se pretende esté lista en dos meses, el Museo Naval de Caribe adquirió unos planos del mismo constructor del Galeón que se presume fueron los que utilizaron para construirlo, un trabajo hecho por Francisco Antonio De Garrote antes de que zarpara para América.