Los universitarios del país han sido de los más golpeados por la crisis económica generada por la pandemia del covid-19. De acuerdo con el docente y consultor en educación, Mario Fernando Hurtado, en entrevista con Noticias Caracol, en Colombia la reducción de solicitudes de matrículas para maestrías, doctorados y especializaciones se ha reducido en un 70 por ciento para el segundo semestre del 2020.

Estudiantes de educación superior han optado por aplazar sus estudios o no inscribirse para ingresar al primer semestre de su carrera, no sólo por las dificultades de dinero para solventar sus matrículas, sino porque no hay confianza en la calidad de la educación virtual, la nueva normalidad académica.

Por ejemplo, estudiantes de la especialización en Derecho Público de la Universidad del Norte expresan que dudan en continuar con esos estudios por la falta de recursos económicos para seguir sus procesos académicos. Por este motivo “piden solidaridad al rector y a la institución con el pago de las matriculas”.

En una carta dirigida al rector de la Uninorte, Adolfo Meisel, precisan que pese a las cartas que han enviado solicitando alivios económicos para poder seguir estudiando, hasta la fecha no existe ningún pronunciamiento ni alivio económico o incentivo por parte de la Institución, situación que "los desmotiva y les dificulta la continuidad con el programa, hasta no recibir una respuesta comprensiva y diferente a los métodos habituales de financiamiento".

Argumentan que la petición también parte de que, siendo virtuales las clases, el proceso de aprendizaje y la experiencia educativa no son las mismos, tampoco los gastos de funcionamiento que son más reducidos, como los viáticos y alojamiento de docentes.

"El semestre ahora mismo nos cuesta más de 9 millones de pesos, casi el mismo valor que el anterior. Todos sabemos que la situación desde hace meses no es la misma, muchos han quedado desempleados y nos vamos a enfrentar masivamente a la deserción estudiantil pues muchos están pesando en congelar el semestre. Hay insolidaridad por parte de los directivos de la universidad, llamamos de manera amistosa a que tengan en cuenta la situación", aseguró Ricardo Montero, estudiante de especialización en Derecho Público.

Los estudiantes indican que otras universidades "han pensado en el estudiantado" mientras que en Uninorte "solo vemos insistentes opciones de financiamiento que no representan ningún incentivo real en el pago de la matricula ya que no existe ningún tipo de descuento".

Jairo Salcedo, quién también hace parte del posgrado expresó que "Al día de hoy considero que la Uninorte es una institución de educación con unos estándares de calidad altos pero en medio de esta pandemia se vio afectada, no obstante, como estudiante he tratado de adaptarme a esta nueva metodología en ambiente virtual y sacar el mayor provecho de esta oportunidad. Actualmente la pandemia se encuentra en su punto más crítico y muchas de las actividades que realizaba en mi ámbito profesional se han visto disminuidas, razón por la cual la economía de mi familia se ha afectado, por tanto considero que en estos tiempos difíciles de pandemia, uno de los valores que más se debe destacar es el de la solidaridad".

Hasta el momento las directivas de la Universidad no se han pronunciado al respecto, sólo extendieron el plazo de las matrículas que terminaba este 02 de julio, hasta el día 13 del mismo mes.

LaChiva.co intentó contactarse con la rectoría de la institución a través de su secretaría general, pero hasta el momento de esta publicación, no fue posible.