Sus uno ochenta y dos de estatura no son suficientes para contener su talento. Le rebosa, así como la energía que desborda en cada una de sus presentaciones en el Programa 'A Otro Nivel' del canal Caracol y en donde ha avanzado hasta la mitad de famoso concurso de canto.

De sus 22 años lleva unos 15 cantando y, como muchos artistas inició "por casualidad" cuando sus familiares y cercanos lo escucharon cantando en el colegio 'Versos a mi madre'; no quería hacerlo, tenía pena, era un niño pero lo hizo y sin pensar comenzó a trazar su camino: la música. Lugar que no le era desconocido porque su padre, Milton Beleño, ya les había mostrado el arte a través de las percusiones.

El también músico y publicista fue su mentor, y aunque lo suyo era el vallenato, Byordy se quedó con la salsa.

Yordy Beleño es el cuarto hijo de la familia y pretende dedicar su vida a la música, a vivir de ella como no pudo hacerlo su papá a quien las artes gráficas le permitieron solventar lo que en ese momento el vallenato y las percusiones no. "Fue uno de los primeros publicistas de Cartagena", añade Byordy con el pecho hinchado y una modesta sonrisa que dejó a la mitad. Y aunque su padre no pudo hacerse un camino modesto en la música, agradece que su familia tuvo otras opciones, pero la suya es sólo la música, a la quiere dedicar su vida.

Inició sus estudios profesionales en la Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar, Unibac, pero no concluyó ese camino por "proyectos que emprendió". No descarta volver a la academia, pero por ahora, el trabajo de campo en la guerra artística es su zona de batalla.

'Un Nuevo amanecer'

En medio de la crisis social, económica y emocional que desprendió la pandemia Covid-19, Byordy y su equipo crearon una canción que asegura en estos momentos resulta ser un bálsamo, porque la música logra sanar. Es una salsa cargada de todo el ritmo caribeño que sólo este género desata, y aunque tiene el tinte afrocaribe que le caracteriza, su letra resulta cargar con un mensaje de aliento para quienes se sienten sin fuerzas o desesperanzados y pasan por situaciones difíciles debido al aislamiento obligatorio, el cese productivo o dificultades en la salud que atraviesan.

"Hicimos la canción para darles un mensaje: todo va a estar bien, hay un nuevo amanecer y esperamos superar esta situación. Carlos Llamas me la mostró la noche anterior; Isaac Llamas es uno de los compositores, la llevamos al estudio y a las 5 de la tarde del día siguiente ya estaba lista. Hicimos un buen trabajo en tiempo récord porque sabemos que no podemos estar por fuera de nuestras casas, tomamos todas las precauciones y ahí está el resultado, espero que las personas se conecten conmigo de todo corazón y tenga muy buena acogida, la hicimos con todo el cariño."

Proyectos

Es consciente de que muchas cosas están detenidas y no podrá hacer presentaciones, conciertos o viajes, como el de México que tenía planeado antes de que apareciera la pandemia; sin embargo, la "vena artística” le sigue bombeando fuerte todo el oxígeno que necesita para crear música, así sea fuera de un estudio. "Me quedó pendiente una pequeña gira por México con Danny Daniel, gira con la canción 'Caballero', que ha tenido muy buena acogida. A parte estamos trabajando en una canción que se llama Aísha, de origen marroquí, será en español, ahí les dejo la primicia", concluyó.

Por lo pronto, el hijo de Milton Beleño y Marina Sánchez sigue agradecido por la oportunidad de participar en un programa concurso que le abrió las puertas a nivel nacional y donde expresa estar feliz por haber conocido "artistas increíbles", convivir casi dos meses con ellos y vivir una experiencia "muy bonita" que inició en agosto del 2019, "La televisión es otro cuento", enuncia. En cuanto a su participación, se encuentra "más o menos a mitad de camino" y, sobre su futuro ahí "no puede hablar de más", sólo invita a que lo sigan de cerca en su proceso en el programa para que vean "qué pasa".