A finales de los 80 y comienzos de los 90, el centro recreacional El Edén, en el popular barrio Las Gaviotas, fue uno de los sitios de integración social más importantes de Cartagena de Indias. "Marcó un hito en la vida de los cartageneros porque El Edén es un patrimonio cultural", dice doña Inilse Mercado, exedilesa, lideresa del movimiento de mujeres del barrio y miembro de la mesa de la red de empoderamiento de mujeres de Cartagena y Bolívar.

Centro recreacional El Edén: Un paraíso en ruinas

Allí, desde el Joe y hasta el Binomio de Rafa se gozaron los vecinos. Quienes lo alcanzamos a disfrutar, de niños nos zambullimos cada que pudimos en sus piscinas y jugamos microfútbol en sus canchas de concreto. Sitio acogedor y familiar ideal para la recepción de cumpleaños, bautizos y matrimonios. Sus dolientes vivían orgullos de ese enclave de diversión y esparcimiento que era El Edén. "Aunque para decir verdad, mucha gente de la época no tuvo sentido de pertenencia con el centro recreacional, siempre tuvo sus detractores, sobre todo quienes vivían al rededor", precisa Inilse.

Centro recreacional El Edén: Un paraíso en ruinas

Pero pasaron los años y por "malos manejos" lo dejaron caer hasta las ruinas y así lleva más de 14 años, casi en el olvido. Haciendo un rastreo rápido por Google, hay registradas más de 20 notas de prensa con titulares rimbombantes y promesas incumplidas por salvarlo, gobierno tras gobierno. Nicolás, Judith, Campo, Dionisio, Manolo, Londoño, Wong, Pedrito. Ninguno pudo, quiso o como sea. Ha pasado de todo y resulta que no pasa nada. Los gavioteros son escépticos y hasta no ver no creer.

"Un paraíso para su familia"

Centro recreacional El Edén
Centro recreacional El Edén

Así reza el letrero desvencijado que asoma a la entrada, igual de derruida. Antes de que se construyera El Edén, el espacio que ahora ocupa era uno de los pocos pulmones verdes que se le dieron al barrio. Cuenta don Remberto Montes, presidente de la junta de acción comunal 'madre' de Las Gaviotas, que El Edén fue, junto con el Napoleón Perea, en el barrio Los Caracoles, uno de los dos centros recreacionales que entregó el municipio a la periferia de la ciudad, durante el gobierno del entonces alcalde Manuel Domingo Rojas, por allá en el 87.

Centro recreacional El Edén: Un paraíso en ruinas

En un principio, uno de los administradores del centro recreacional fue la Caja de Compensación Familiar -Comfamiliar- quien en su momento alegó que su mantenimiento era muy costoso, por lo cual se lo entregó a la comunidad. Montes explica que las sucesivas JAC intentaron administrarlo pero por costos les fue imposible mantenerlo. En 2004 Comfamiliar se lo entregó a la JAC de la época que, según Montes, "lo manejó bien". Posteriormente vinieron otras que asumieron su manejo "Pero así mismo se iba deteriorando", acota el comunal. Las Gaviotas cumple en diciembre 43 años de fundada y tiene cuatro juntas de acción comunal.

Centro recreacional El Edén: Un paraíso en ruinas

En 2011, durante el gobierno de Judith Pinedo, el Distrito anunció que la recuperación de El Edén costaba cerca de 1.000 millones de pesos y que arrancaría un proceso para que el centro fuera autosostenible. Nada pasó. En 2016, Manolo Duque anunció que destinaría 5 mil millones de pesos, pero para convertirlo en un centro multigeneracional, sin piscinas y el carácter de zona de diversiones que antes tenía. Hubo un render del proyecto que ilusionó a los cartageneros. "Hasta fiesta hubo esa vez, la gente estaba feliz porque por fin iba a tener a El Edén recuperado", cuenta un vecino del lugar. ¿Qué pasó? Hay múltiples versiones. De esa época solo quedó una cancha sintética en la segunda etapa. En los siguientes años hubo manidos anuncios de restauración solo para inducir titulares.

Render proyecto 2016
Render proyecto 2016

En 2018, dice el presidente de la JAC, llegó al barrio el designado alcalde Pedrito Pereira, y prometió continuar con el resto de obras prometidas, la restauración de El Edén y la construcción del puente Las Gaviotas -13 de Junio. Pereira cumplió con el último. Y El Edén ahí, 'bien, gracias', haciendo fila eterna para ser intervenido. Un líder del barrio que pidió la reserva de su nombre, le dijo a este reportero que los recursos para las obras de El Edén podrían salir perfectamente del Fondo de Desarrollo Local, "pero parece que los alcaldes locales manejan los proyectos a capricho". Y añade que la restauración nunca se concreta por disputas internas entre los líderes comunales. "Lástima".

Un paraíso en ruinas

Centro recreacional El Edén: Un paraíso en ruinas

Para quien algún día disfrutó en El Edén de un baño de piscina o simplemente ensayó un baile en el bohío con sus amigos, echó un partido de micro en la cancha o se tomó unas cervezas en sus áreas comunes, entrar al centro y ver todo derruido da grima, melancolía, nostalgia. Impotencia. Decepción. Dentro siempre hay un guarda de seguridad cuidando lo que no hay. O más bien lo poco que queda. Y al ingreso, tres perros aguardan para acompañar un tour que luce dantesco, casi apocalíptico. Donde hubo risas y gritos de alegría hoy yace un silencio interrumpido solo por los vallenatos que se escuchan en el radio del vigilante, que ruega por ver restaurado el lugar, "y ojalá este aquí para poder verlo".

Centro recreacional El Edén: Un paraíso en ruinas

Las piscinas, otrora imponentes, son unas pozas fangosas llenas de verdín, gusarapos y basura. El bohío es una estructura demolida y destechada, la palma amarga que la cubrió por años no resistió los embates del tiempo, del olvido, de la desidia. Del desamparo. No hay servicio de agua y los baños permanecen en regular estado. La oficina donde funcionaba la administración es una bodega maloliente y sucia. Y a un costado de la entrada, la casetilla donde quedaba la taquilla: ¡Un muladar! La maleza no se come el lugar porque miembros de la JAC junto con la comunidad hacen brigadas de aseo cuando pueden y la cortan, también como pueden. Hay todo por hacer.

Centro recreacional El Edén: Un paraíso en ruinas

"Queremos un centro recreacional restaurado pero concertado"

Inilse y Remberto, líderes históricos del barrio, le explicaron a LaChiva.Co que la pandemia frenó las gestiones con el alcalde en turno, William Dau, a quien la JAC envió un oficio a principios de año para que visitara el barrio, "queremos que el alcalde Dau venga y se reúna con la comunidad gaviotera para que se informe sobre qué es lo que deseamos que se haga con El Edén".

Centro recreacional El Edén: Un paraíso en ruinas

Mercado, por su parte, anuncia el deseo de querer organizar un conversatorio en el barrio al que asistan todas las organizaciones sociales del sector, "queremos propiciar un espacio donde podamos tomar atenta nota de todas las voces de la gente que incide en el barrio para concretar qué queremos; si no hacemos eso, nos equivocamos porque todo lo que se haga debe ser concertado y no planeado desde el Distrito con dos o tres", recalca la dirigente.

Centro recreacional El Edén: Un paraíso en ruinas

Quieren un parque integral con enfoque diferencial. "Este es un barrio con mucho adulto mayor, donde las mujeres necesitan su espacio y los niños el suyo. Por eso su diseño debe ser concertado entre las organizaciones deportivas, de mujeres y  culturales".

Centro recreacional El Edén: Un paraíso en ruinas
Piscina niños El Edén

Esperan tener la atención no solo del Distrito, sino de la Gobernación de Bolívar, que también ha realizado importantes obras de inversión social en los últimos 8 años en la capital. A propósito, a principios de 2020, el dirigente social, Mario Imbeth, le manifestó al medio de comunicación Noticias 625 sobre la intención de la Gobernación de intervenir El Edén, según el líder barrial, el comité de parques del Distrito se habría reunido con el gobierno Departamental quien "dependía de que el Distrito le cediera el predio para poder darle trámite al proyecto". Esta versión fue desestimada por la JAC de Las Gaviotas, pues "no tiene conocimiento de esa iniciativa, ya que lo primero que se debe hacer es concertar el proyecto con las organizaciones sociales y los residentes del entorno para poder tomar decisiones". 

Centro recreacional El Edén: Un paraíso en ruinas
Juan Diego Perdomo Alaba
Comunicador Social y Periodista de la Universidad de Cartagena. Consultor en comunicaciones digitales, estratégicas y de gobierno.