Salió de Cartagena el pasado sábado 12 de septiembre. Su objetivo, llegar hasta el Palacio de Nariño en Bogotá, y durante esa travesía que no sabe cuántos días durará, marchar por la paz, dejando en el camino un mensaje de unión, justicia y perdón por los últimos hechos de violencia registrados en Colombia, desatados por los disturbios entre población civil y policías.

Edwar Martínez va con camiseta y jean, zapatos cómodos, tapabocas, elementos básicos de bioseguridad, un morral con poco peso y lo más importante, un letrero que carga en su espalda donde se lee "Yo camino por la paz".

Arrancó por la carretera de La Cordialidad que conecta a Cartagena con Barranquilla. Cruzó el nuevo puente Pumarejo y llegó a Ciénega, Magdalena, y saludó a la Sierra Nevada de Santa Marta antes de parar en Valledupar.

Dice que durante ese recorrido ha visto la solidaridad de desconocidos que se acercan a preguntar por su hazaña y al tiempo le ofrecen comida, bebida o le prestan algún tipo de ayuda.

Edwar asegura que otro de sus objetivos es demostrar que la fraternidad también está en las calles y que el país no sólo es sinónimo de disturbios, desencuentros y divisiones ideológicas.

El cartagenero que camina el país por la paz

Camina entre las seis o siete de la mañana hasta las seis de la tarde, luego descansa "dónde lo coja la noche". Se levanta y nuevamente marcha por casi 12 horas más. Así pretende llegar a su destino.

De vez en cuando durante su viaje recibe uno que otro "chance". Sin embargo, aquí las protagonistas son sus piernas. Además, eso de pasar de un vehículo a otro, ahora no es tan fácil ni seguro, "por eso de la pandemia", dice.

Llegó a Bosconia, Cesar. Indica que allí se quedó "varado" porque "el display de su teléfono se rompió en la bajada de una moto". Y en su movilización "necesita dejar la evidencia", pues es el sentido de su actividad. Ir registrando con su móvil cada uno de sus pasos en esta aventura.

Pensó en quedarse en la zona hasta que lograra arreglar su celular pero siguió su crucero y al momento de publicar esta nota Edwar camina con su mensaje de paz por San Carlos, Cesar, y nos anotó que quiere atravesar esta parte del país como un aporte a la paz.

"El reto es llegar a la Casa de Nariño, como protesta por las muertes que se han venido presentando entre policías y civiles, y los disturbios durante los enfrentamientos que han habido en marchas".

Su página en Facebook es la principal plataforma que tiene para difundir su mensaje y quienes quieran aportar de cualquier forma a su causa, con comida o económicamente, se pueden comunicar con él a celular 302 4066135 o realizar algún aporte a la cuenta de ahorros 050488404623495 del banco Davivienda.

Adenda: Al momento de la publicación de esta nota Edwar aún no había logrado reparar el display de su móvil, cuando reúna lo que le cuesta la reparación seguirá registrando su protesta, mientras sube esporádicamente sus evidencias con algún celular que alguien le presta en el camino. Por el momento, su teléfono sólo recibe llamadas.