fbpx
Inicio Historias La loriquera que trabaja en el Capitolio y atendió a Biden en su posesión

La loriquera que trabaja en el Capitolio y atendió a Biden en su posesión

La loriquera que trabaja en el Capitolio y atendió a Biden en su posesión

Teresa González llegó a los Estados Unidos en 1985. Actualmente trabaja en el departamento de banquetes del Capitolio, el mítico edificio que alberga las dos cámaras del congreso estadounidense.

Jorge Cura, director del noticiero Atlántico en Noticias y el portal Zona Cero, entrevistó a la mujer oriunda del municipio de Lorica, Córdoba. LaChiva.Co tomó como insumo la entrevista para esta historia.

Teresa cuenta que ha servido a diferentes personalidades de alto rango como dignatarios, funcionarios, congresistas y hasta presidentes. Entre estos últimos, a varios mandatarios colombianos: Virgilio Barco (QEPD), César Gaviria, Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos. "Atenderlos me llena de orgullo y mucha emoción porque también soy colombiana", precisa.

La migrante loriquera trabaja en Washington desde el segundo gobierno del presidente Ronald Reagan. Relata que viene a Colombia casi todos los años a visitar familiares en Barranquilla y Lorica. En 2020 no vino, la pandemia la detuvo.

Este miércoles 20 de enero frente al Capitolio, el demócrata Joe Biden tomó posesión del cargo como 46º presidente de los Estados Unidos. Dice Teresa que le tenían a él y a su familia un almuerzo especial de bienvenida, "Llegó, nos saludó y aproveché y me tomé una foto con él". Dice con orgullo que se conocen de tiempo atrás, pues le ha servido desde que fue senador y vicepresidente.

La loriquera que trabaja en el Capitolio y atendió a Biden en su posesión

González es ciudadana estadounidense, se ganó a pulso y con trabajo su derecho a votar. Allí se casó y tuvo sus hijos. Pero no olvida Colombia, dice, pues siente un profundo cariño por su país natal.

Cuando el periodista Jorge Cura le preguntó si en algún momento había atendido al expresidente Donald Trump, frenó el ímpetu de su relato y cambio el tono: "Lo atendí, sí. Pero es completamente diferente a los demás presidentes...No quiero hablar del tema, no me quiero meter en problemas", remata con una risa tímida.

Sobre el día a día en sus labores en el Capitolio, la colombiana explica que entra a las 6 de la mañana pero no tiene hora de salida: "Puede que salga a las 6 de la tarde o 9 de la noche, depende de las ocupaciones que hayan". Dice sentirse contenta y satisfecha en su trabajo, pues para ella es un honor relacionarse con tantas personalidades, interactuar con ellas, darles la mano. Recuerda con mucho afecto a los expresidentes Barack Obama, George Bush padre e hijo y Bill Clinton. Sobre Biden, dice que es muy familiar y humilde. Le augura muchos éxitos en su mandato, pues tiene un enorme reto por delante, advierte.

Pese a que recién asumió el poder,  Teresa destaca que de todos los presidentes, Biden es el más especial, pues lo conoce desde que era senador y como vicepresidente lo atendía a menudo. "Él llega y nos saluda a todos por el nombre. Es muy cercano". El día de la posesión, Teresa atendió a la familia del presidente. Detalló que entró, saludó, luego llegó a la mesa y en vez del almuerzo tomó fue un sándwich.

No le fue fácil adaptarse. Cuando llegó al gigante norteamericano la cordobesa comenzó a trabajar en una casa de familia como 'baby sister'; trabajaba de día y estudiaba inglés de noche. Explica que en esa época la comunidad latina no era tan amplia como ahora. Muy poco se relacionaba con gente de su país o migrantes latinos. Fue así como se casó con un estadounidense que trabaja en construcción. "Le encanta Cartagena, su sueño es vivir allí", acota. La pareja tiene dos hijos, uno de 33 y otra de 28. Asegura Teresa que hace todo lo posible para que sus hijos valoren y se reconozcan en sus raíces colombianas. Por eso nunca deja de enseñarles sobre su cultura, les habla en español.

De un momento a otro y sin Cura preguntárselo, rompe la informalidad de la entrevista para hablar de política menuda y dice que Biden tendrá un reto enorme por delante pero está segura que responderá a las expectativas de la ciudadanía que le votó. Eso sí, solo espera que tenga las mayorías en Senado y Cámara para que pueda desarrollar su plan de gobierno con éxito y sin tropiezos.

Comida colombiana no hace en el Capitolio. Más bien en su casa, para no perder la costumbre. Extraña de Colombia y de Lorica la gente y su cultura. De nuestra amplia gastronomía recomienda en el extranjero la bandeja paisa, el bocachico y el arroz con coco. "En el Capitolio no podría hacer un bocachico y servirlo con cabeza y espinas", concluye Teresa entre risas, en un español entreverado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here