La historia inició en 2016 en el Hospital Niño Jesús de Barranquilla. El 21 de marzo de ese año nacieron varias niñas. Dos de ellas fueron intercambiadas.

El tiempo pasó y el padre de una de ellas notaba cada vez con más convicción que en su hija no existía ningún rasgo físico que se relacionara con él ni con su familia, tampoco con su esposa. Por eso empezó a sospechar que algo ocurría y que quizá no era el padre de la menor.

El tiempo siguió corriendo y se armó de valor para preguntarle a su esposa si le había sido infiel, ella le dijo que no. Sin embargo, la duda lo seguía consumiendo hasta que un día, sacó a la niña de la casa con cualquier excusa y se realizó con ella una prueba de ADN.

Semanas después, llegó el resultado. Fue en junio del 2019: "Incompatible". Al comprobar sus dudas, y en medio de los problemas de pareja que surgieron por esta noticia, la siguiente en realizarse la prueba fue la madre, pues ella, quería a toda costa demostrar su inocencia. El resultado: "incompatibles en un 99%".

Ninguno de los dos resultaron ser los padres, no lo podían creer. Su siguiente paso fue buscar respuestas en la E.S.E. Hospital Niño Jesús de Barranquilla, donde nació la niña y a través de un derecho de petición solicitar que se aclarara el suceso.

En respuesta el centro médico les entregó los registros de partos del día en que nació la pequeña, con esos documentos y datos comenzaron su búsqueda. El padre indagó por redes sociales con los nombres de los padres de las otras niñas y ¡Bingo!

Vio una foto de perfil de una mujer con una niña "igualita" a él y con mucho parecido a sus demás hijas. "De inmediato le envié mensajes a la mujer en los que le decía que quería hablar con ella", expresó el padre al periódico El Heraldo.

Luego de las debidas explicaciones y de poner en contexto a la otra madre que vive el en departamento del Cesar, se encontraron en Barranquilla y procedieron a realizar las demás pruebas de compatibilidad y efectivamente, esa niña que vio en Facebook, resultó ser su verdadera hija. Y la que él había criado era la hija biológica de la mujer que contactó por esa red social.

Pero ¿cómo sucedió? Fueron cambiadas por error en el hospital. En la misma entrevista con el diario barranquillero, la mujer que inicialmente fue acusada de infidelidad, contó que pasó por momentos muy complicados, no sólo en su relación sino porque crío a una hija que no es suya y a la que no puede dejar de querer de manera automática porque no ser su legítima madre.

"Fue muy duro, hasta el punto que intenté quitarme la vida. Estuve hospitalizada, casi me vuelvo loca. Yo miraba a la niña y la abrazaba. No lo podía creer", le contó al periódico.

Ambas madres deben pasar por un proceso sicológico asistido pues no saben cómo terminará el asunto legal. Si deben desprenderse de sus hijas biológicas o de crianza, si cambiarán sus apellidos o cómo será el futuro de estas dos familias, que ahora son un sola.

Cuentan los familiares que la pequeña que fue encontrada por Facebook "creció sin una figura paterna" por lo que le ha sido más fácil relacionarse con su verdadero padre.

Los tres padres están unidos en pro del bienestar de sus hijas y también en el proceso legal que, a través de una firma de abogados adelantan contra el Hospital para que responda por los daños que pudo haber ocasionado.

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.