fbpx
Inicio Interés ¡Pilas! Aumentan casos de fraude electrónico en Davivienda

¡Pilas! Aumentan casos de fraude electrónico en Davivienda

¡Pilas! Aumentan casos de fraude electrónico en Davivienda

Este viernes arrancó con Davivienda como primera tendencia en Twitter del país. Nada bueno pudo ser. Desde temprano en el timeline del hashtag #Davivienda, cientos de usuarios se quejaban de la entidad bancaria por haber sido víctimas de fraude electrónico. Pero lo que les indigna es que, al parecer, nadie responde por el dinero perdido.

Un caso visible y que se hizo viral es el de la comunicadora social, Karent Torres (@Karent12_11), recurrente en este tipo de fraudes en línea. Resulta que el 18 de diciembre le robaron a su esposo 9 millones de pesos desde su cuenta de ahorros. Davivienda se comunicó con él para preguntarle si había realizado alguna transferencia con ese monto a la cual obviamente respondió que no.  Inmediatamente se trasladó a la sucursal más cercana. Puso el denuncio en Fiscalía.

Había que esperar a que se investigara el caso. El 24 de diciembre realizó un movimiento de 3 millones a Daviplata. El 28 en la mañana, como una inocentada, le empiezan a llegar mensajes al celular advirtiendo retiros continuos de su Daviplata. Le desocuparon la cuenta. Volvieron a acudir a Fiscalía. Relata Karent en el hilo, que esa semana Davivienda le notificó que no iban a responder por el dinero hurtado. A su favor, hay videos donde dos sujetos en diferentes cajeros de Santa Marta realizan los retiros de Daviplata. Torres y su esposo están en Bogotá. No obstante y contra toda evidencia, el banco dice que no va a responder.

Karent se pregunta con razón "¿Quién vela por la seguridad de nuestro dinero en el banco?, ¿qué garantías dan para que  respondan por sucesos como estos?, ¿por qué no llaman a verificar una transferencia de 9 millones de pesos antes de hacerla y no después?". En total fueron 12 millones de pesos los que extrajeron de la cuenta.

¿Será que en Davivienda su dinero puede estar en el lugar equivocado, tal como lo trina Julio Spinel?

LaChiva.Co se contactó con Davivienda y la entidad manifestó que inició un proceso de investigación y en las próximas horas informará en qué va el caso de Karent y su esposo. El paso a seguir si se presenta una situación similar siempre será comunicarse inmediatamente con el banco o ir a una sucursal y denunciar en Fiscalía. Y por lo que exponen los usuarios afectados si hay suerte, hay reintegro.

Tras la denuncia hubo una cascada de trinos de usuarios reportando casos de fraude electrónico en el mismo banco y corriendo la misma suerte: Nadie responde.

Para hacer frente al centenar de denuncias de fraude electrónico que se reportan cada mes, en 2020 Davivienda lanzó una campaña de prevención para anticipar los fraudes bancarios para que los usuarios no entreguen sus claves, tokens o contraseñas.

Llamadas de parte de un falso funcionario del gobierno, la supuesta notificación de que su cuenta ha sido hackeada, y la actualización de cuentas bancarias en un nuevo formato, son algunos de los engaños recurrentes. Mensajes en WhatsApp, SMS, email o llamadas telefónicas, son los canales favoritos de los timadores.

Contamos con las medidas necesarias de seguridad frente a los hackers, pero si el cliente revela sus claves, está abriendo la puerta al fraude; por ello, buscamos alertar ante posibles engaños”, dijo Leticia Arguedas, gerente de Relaciones Públicas de Davivienda.

Consejos para evitar ser víctima de fraudes

Realizar transacciones financieras por medios electrónicos, es algo a lo que muchos de los colombianos ya estamos acostumbrados debido a las circunstancias a las que nos llevó esta pandemia. Lo que aumenta las posibilidades de sufrir posibles estafas, sustitución de páginas electrónicas o phishing y hasta suplantación de identidad.

En síntesis, mientras tengamos un smartphone con correos vinculados, claves y acceso a la banca virtual, somos vulnerables al fraude electrónico.

Por eso es esencial que nunca brinde su clave, contraseña, pin, token, código de acceso, número de tarjeta de crédito o débito y número de cuenta. Evite abrir correos electrónicos con ofertas de remitentes desconocidos; en especial, si la oferta es atractiva y le genera dudas, llame a su entidad bancaria o financiera.

En cuanto a llamadas que le soliciten información personal confidencial, no dude en colgar y contactar a su entidad bancaria.

No acceda a solicitudes de instalar ningún software en su equipo ni a ingresar a un sitio web, bajo ningún argumento.

Asegurarse de desconectar su usuario al finalizar sus transacciones electrónicas, porque de esto se aprovechan los delincuentes cibernéticos.

Principales fraudes electrónicos

Phishing: una de las estafas más habituales. Se suele camuflar bajo el envío de un correo electrónico del banco y se hacen con las claves bancarias y los datos personales. Para el caso de Davivienda, es el más común.

¡Pilas! Aumentan casos de fraude electrónico en Davivienda

Vishing: consiste en suplantar la identidad del usuario legítimo a través de VoIP, que significa Voz a través de la IP. Recrea una voz automatizada similar a los contestadores que utilizan las entidades bancarias para realizar o atender llamadas. Se recibe una llamada que confirma una compra realizada con una de nuestras tarjetas de crédito y que en realidad no hemos hecho.

Smishing: se recibe un mensaje de texto o un mensaje de WhatsApp donde se informa que se ha realizado una compra sospechosa con la tarjeta de crédito.

¡Pilas! Aumentan casos de fraude electrónico en Davivienda

Pharming: parecido al phishing, en este fraude se manipula el tráfico legal de un sitio web hacia sitios web falsos con apariencia de verdadera. Existe diferencia entre el ataque a los usuarios o particulares y el ataque a entidades. En el primero, los hackers instalan algún tipo de virus o malware en el equipo de la víctima y el virus redirige al sitio que este quiere visitar (como su banco o un sitio de comercio electrónico) para llevarlo a otro que, aunque es en apariencia exactamente igual, resulta ser falso. En el ataque de las entidades, el hacker infecta el servidor consiguiendo que todos los usuarios de este sitio web sean redirigidos al sitio falso de forma automática. Este fraude conlleva un elevado riesgo, ya que si el hacker lo hace bien es casi imposible para el cliente diferenciar el sitio que sirve como anzuelo del original.

Sim Swapping: este fraude consiste en el duplicado de la tarjeta SIM, al año se roban alrededor de 300.000 móviles, o lo que es lo mismo, 30 teléfonos cada hora. El auténtico fraude no es no es que el ladrón venda el móvil, sino el hacker para el que podría estar trabajando.

Ataques Scam: conductas conocidas como estafas comunes. Se envía un correo electrónico que busca engañar al receptor del mensaje. Los ganchos más comunes consisten en ofrecer un beneficio monetario a cambio de realizar un ingreso en una cuenta corriente. Este tipo de estafa electrónica no es nuevo, pero, tristemente, sigue encontrando usuarios que terminan siendo engañados y estafados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here