fbpx
Inicio Interés Tapabocas: ¿Un accesorio de moda?

Tapabocas: ¿Un accesorio de moda?

Tapabocas: ¿Un accesorio de moda?
Tapaboca de moda

Los tapabocas se han convirtido en un accesorio cotidiano por su alta demanda y necesidad de uso para enfrentar al virus del covid-19. Y por ser un objeto de primera necesidad y uso masivo, pasó a ser tendencia y la moda, por su supuesto, no los desaprovechó. Los activistas los usan para difundir sus mensajes, los políticos y gobiernos para posicionar sus nombres y los emprendedores para enfrentar la crisis a través de la innovación o la llamada 'reinvención'. Hoy en día es un accesorio de moda y podríamos decir que de ha poco ha ido perdiendo su propósito de uso: protegernos de un virus de altísima trasmisibilidad.

Tapabocas: ¿Un accesorio de moda?

Un tapaboca es básicamente un dispositivo que sirve para contener material particulado proveniente de la nariz y la boca, y para proteger a la persona de ser salpicada con fluidos corporales. Tienen diferentes nombres de acuerdo a cada país latinoamericano. Tapabocas, cubrebocas, nasobucos, bosales, barbijos o mascarillas.

En marzo, cuando la Organización Mundial Para la Salud -OMS- informó que el nuevo coronavirus se había convertido en una pandemia, explicó que entre las medidas más importantes para combatir su avance estaban el lavado de manos con jabón, usar tapabocas y no salir de casa sin necesidad.

Según la OMS, existen tres tipos de tapabocas que podemos encontrar en el mercado, las higiénicas, quirúrgicas y las FFP (Filtering Face Piece) o mejor conocidas como las N95. Frente al riesgo inminente de contraer el virus en la calle, muchos compran su tapaboca en las farmacias pero otros lo han improvisado creando diseños personalizados. La pregunta es si realmente son seguros.

Tapabocas: ¿Un accesorio de moda?
Foto: The New York Times

El tapabocas más efectivo frente a esta pandemia según la OMS y reputados infectólogos, es el tipo N95, recomendado sobretodo para los profesionales de la salud por su mayor exposición a secreciones respiratorias y por lo tanto mayor riesgo de contraer infecciones que se propagan por esta vía. No obstante es de venta libre al público en general. Está hecho de una fibra electrostática de polipropileno no tejida que impide el paso de partículas, además su estructura rígida lo mantiene en su posición e impide que se deforme con el movimiento o en climas húmedos. Ese diseño específico de sello hermético contra la piel otorga una importante protección respiratoria al no permitir que pasen micropartículas que se encuentran en el aire.

Tapabocas: ¿Un accesorio de moda?

Muchos se preguntan por qué le llaman N95, la inicial N se refiere al tipo de partículas que puede filtrar, ya sean sólidas y aerosoles líquidos no derivados del petróleo, Non-oil por su nombre en inglés; el 95, indica el porcentaje de efectividad para filtrar partículas a partir de 0.3 micrones, o sea un 95 por ciento.

Tapabocas: ¿Un accesorio de moda?

El tapaboca quirúrgico desechable que conseguimos a $ 1.500 pesos en las droguerías, es usado generalmente por el personal de quirófano para intervenciones quirúrgicas. Resistente a los fluidos, proporciona protección contra gotas grandes, salpicaduras o aerosoles de fluidos corporales u otros líquidos peligrosos. No proporciona al usuario un nivel confiable de protección contra la inhalación de gotículas o partículas más pequeñas en el aire y no se considera protección respiratoria.

Tapabocas: ¿Un accesorio de moda?
Tapaboca quirúrgico

El tapaboca de tela

Muchos emprendedores vieron en este elemento de protección y primera necesidad de uso frecuente una verdadera oportunidad de negocio por su salida de venta masiva. En la actualidad, en medio de la llamada 'nueva normalidad', pasó a ser un accesorio de moda como una gorra, unas gafas o una simple bufanda. Hay de todos los colores, estilos y diseños. Bordados, tejidos, con estampados. Sin embargo, no todos funcionan. Las autoridades médicas han reiterado que la mejor forma para protegerse del virus es usar una tapabocas tradicional, quirúrgico o N95 y practicar el distanciamiento social. El peligro es que se posicionen en el imaginario colectivo como un elemento de protección real que a la vez es 'chic' o estético, creando una falsa sensación de seguridad. Ya hasta venden blusas y camisas con su respectivo tapaboca con la misma tela y estampado.

Tapabocas: ¿Un accesorio de moda?

Una investigación publicada en Annals of Internal Medicine, respaldó los 'cubrebocas' de tela pues reducen la contaminación del aire, evitan que las gotas lleguen a las superficies y sirven para desacelerar la rapidez de transmisión del virus; no obstante, advierte que la tela "no detiene a los viriones aislados", es decir, las partículas víricas más pequeñas y morfológicamente completas e infecciosas del coronavirus. Pero como la mayor parte de la transmisión del complejo virus se produce a través de partículas más grandes y producto de secreciones, como aerosoles o gotas mientras las personas hablan, cantan, silban, carraspean, comen, tosen o estornudan, algunos tipos de telas son efectivos. Este tipo de tapabocas deben usarse con cautela, pues los investigadores advierten que las capas son importantes, al igual que el material utilizado.

Según Health Canada, organismo responsable de ayudar a los canadienses a mantener y mejorar su salud, las máscaras o revestimientos faciales no médicos deben estar hechos de al menos tres capas de tela de tejido muy apretado, como algodón, lino, seda o gasa. La razón es que los materiales de punto, como el que se usa en la mayoría de las camisetas, no son tan efectivos debido a que son elásticos y permiten que se abran pequeños agujeros en el tejido. Lo ideal es combinar las telas y que la mascarilla tenga tres capas, dejando que el material más absorbente sea que esté más cerca de la boca, -el algodón, por ejemplo- esto hará que cuando la persona estornude las gotas de saliva se queden allí atrapadas. Por fuera debería ir el material que más repele el agua, como el poliéster, mientras que como filtro (al medio) se podría utilizar el polipropileno, que es el material que se utiliza en las mascarillas quirúrgicas.

Adicionalmente, los expertos consideran que las máscaras deben permitir una respiración fácil y ser lo suficientemente grandes como para cubrir completamente la nariz y la boca. 

Tapabocas: ¿Un accesorio de moda?

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos también han reiterado que estos tapabocas de tela deben lavarse regularmente.  La recomendación es lavarlos a diario a mano o en una lavadora, preferiblemente con jabón y agua caliente. Deben estar secos por completo antes de un nuevo uso y totalmente desinfectados. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here