fbpx
Inicio Internacional Aplican en China exploración rectal para detectar el coronavirus

Aplican en China exploración rectal para detectar el coronavirus

Aplican en China exploración rectal para detectar el coronavirus

Beijing sorprendió al mundo por su estrategia para detectar de manera temprana el coronavirus con una especie de supositorio. El peculiar método ha generado polémica y burlas en redes y una amplia discusión entre los expertos.

Y es que China está enfocando esfuerzos en detener la pandemia por el covid-19 implementado métodos más eficaces para la detección de casos. Se trata de la exploración rectal también conocida como muestreo rectal, este método es principalmente utilizado para detectar el coronavirus en sujetos de riesgo y en viajeros que llegan del extranjero, informa la AFP.

En las últimas semanas se han producido pequeños brotes localizados que llevaron a las autoridades sanitarias a realizar pruebas rápidas y masivas a decenas de miles de personas mediante PCR. Las muestras suelen tomarse de la nariz o la garganta. No obstante, según la televisión pública CCTV, los residentes de varios barrios de Pekín donde se descubrieron contagios recientemente fueron sometidos a un test rectal. La medida también se está imponiendo a las personas en cuarentena obligatoria en los hoteles, incluidos los viajeros procedentes del extranjero.

El médico Li Tongzeng, del hospital You’an de Pekín, le explicó a la CCTV que el test rectal “aumenta la tasa de detección de personas infectadas” porque el coronavirus permanece más tiempo en el ano que en las vías respiratorias. “Descubrimos que algunos pacientes asintomáticos tienden a recuperarse rápidamente. Es posible que no quede rastro del virus en su garganta después de tres a cinco días“, señaló Li. “Si realizamos hisopos anales para las pruebas de ácido nucleico, aumentaría la tasa de detección de pacientes y disminuiría la posibilidad de un diagnóstico perdido”, agregó el experto.

Críticas y burlas

Este miércoles en las redes sociales, las reacciones no se hicieron esperar y oscilan entre el miedo y la burla. "No es doloroso, pero sí superhumillante", dice un usuario de la red social Weibo.

"Me han hecho dos exploraciones anales. En el proceso, también me tomaron una muestra de la garganta. Cada vez, temía que la enfermera se olvidara de cambiar el bastoncillo entre las dos", bromeó otro usuario de Weibo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here