Mildre Cartagena
Mildre Cartagena

La “Guía de buenas prácticas en la publicidad a través de influenciadores” fue emitida por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), y busca la autorregulación de los llamados influenciadores del país, con el objetivo de que estos adquieran buenas prácticas a la hora de promocionar productos y servicios en sus redes sociales.

¿Cuál es el objetivo?

La idea es que los influenciadores ofrezcan información suficiente, clara y precisa para que los consumidores y seguidores puedan identificar cuándo están frente a una publicidad pagada, sea con dinero o canje, y cuándo la difusión de un mensaje responde a una recomendación espontánea del influenciador o de una experiencia personal del mismo, sin que exista una relación contractual entre quien difunde el mensaje y la marca comercial. Y que de esta forma el ejercicio de elección sea libre y “transparente”.

Sumado eso se busca evitar la publicidad engañosa que también se encuentra regulada por el nuevo Código Colombiano de Autorregulación Publicitaria y persigue mantener principios generales como la veracidad, la decencia y la honestidad; la buena fe y la responsabilidad social. Además de establecer mayores controles para los contenidos de la publicidad de algunas categorías como medicamentos, bebidas alcohólicas y la prohibición de realizar anuncios sobre ‘tabacos’ y ‘armas de fuego’, pues “eso les podría acarrear sanciones hasta penales”, señaló el superintendente Andrés Barreto. Para la SIC, los influenciadores deben manejar estos conceptos de para evitar incurrir en practicas engañosas.

¿Consecuencias?

La superintendencia anunció que aunque la Guía es más una recomendación que un tema obligatorio, quienes caigan en publicidad engañosa por no tenerla en cuenta podrían tener sanciones hasta de 2000 salarios mínimos mensuales vigentes.

¿Cuáles son las recomendaciones?

Con el fin de que el acuerdo comercial entre el influencer y la marca sea claro para los consumidores y seguidores, en las publicaciones comerciales se debe indicar que ese es un espacio comercial o utilizar etiquetas como #Publicidad, #Patrocinado y el nombre de la marca, siempre en castellano, o  cuando se trata de imágenes. “Cuando un influenciador guarda silencio de una relación comercial y ocurre algo, hay un engaño en el mensaje, este influenciador podría ser responsable por publicidad engañosa. Él se vuelve el ‘anunciante’ si no deja la claridad de esa relación con el anunciante que lo contacta”, expresó la delegada para la protección del consumidor, Carolina Carcione.

La Chiva.Co contactó a dos reconocidas influenciadoras de Cartagena y esto fue lo que opinaron. Según Mildre Cartagena (Katheryn Pascuales), la publicidad en redes se ha salido de control. Comenta que ha visto casos en los que se promociona productos “y ni siquiera tienen certeza si es bueno o malo. Hacer publicidad a todos los productos que te llegan, quizá te hace ser o parecer más influencer, pero en mi caso y en lo posible le hago publicidad a los productos que creo que son buenos y con los que me siento identificada que me gusten, trato entonces de trabajar con marcas a las que la gente reconozca y que sepan que da un buen servicio”.

La reconocida humorista explica que la ‘publicidad orgánica’ es una ventaja pues cree que muchas veces les gusta más a los seguidores y  marcas, que es más creativo y divertido; sin embargo está de acuerdo con que “todos deben tener una responsabilidad, no es sólo pensar en lo que me conviene a mí, pues en mi caso siempre, aunque a mí me vayan a pagar toda la plata del mundo, pregunto e indagó por la marca y si no me gusta o no tiene buena imagen, no la promociono”.

Para la comunicadora y máster en comunicación transmedia, Jenny Ballestas, la guía es una decisión acertada, y manifiesta que “Esto es algo que estábamos esperando desde hace mucho tiempo. Así como la publicidad en los medios de comunicación está regulada, también deben hacerlo con los influenciadores, pues ellos son un canal que crece de manera exponencial. Definitivamente este es el primer paso para que exista una política real que regule estas prácticas, especialmente porque ya existen denuncias por publicidad engañosa por parte de los influenciadores. Ya hemos visto muchas quejas de usuarios sobre los productos que no son lo que esperaban”.

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.