fbpx
Inicio Opinión Tu vulva

Tu vulva

0
Tu vulva

Por: Dr. Jorge Lambis, urólogo*

Buscando algo nuevo qué hacer y así olvidar por momentos el confinamiento, empecé a profundizar sobre la anatomía y fisiología del aparato genital femenino. Empecé, diría yo, con el pie derecho, y bueno, por acá les dejo varias cositas que como seres humanos debemos conocer, reconocer, aceptar pero sobre todo valorar.

De la misma manera como tú siendo mujer te pones la mano en el corazón cuando realizas un juramento o cuando quieres demostrar dónde tienes guardada a esa persona que amas, de igual forma esa mano debes ponerla en tu vulva y tu vagina sin importar las características visuales que ella tenga, ¿Sabes por qué ? Porque así como es, es hermosa y perfecta, ¿O es que acaso te has puesto a pensar que nosotros cuando la deleitamos fijamos nuestra atención en como luce, qué color tiene o simplemente cómo se ve?

La respuesta es no. Todo este conjunto de falsas premisas solo están en tu cabeza y han sido producto de la banal y absurda idea humana de encontrar la errada perfección. Es asombroso darnos cuenta que la imágen de la vulva que todos tenemos en los recuerdos con una línea en la mitad y sin un vello púbico permanezca por tantos años en nuestro diseño mental. Es hora que a la famosa y reconocida vulva de la infante la dejemos a un lado y empecemos a estructurar el verdadero sentido de la madurez, aceptando las cosas tal y como son y por supuesto como se ven.

La asimetría vulvar es el rasgo anatómico más frecuente de su apariencia. No te sientas incómoda si un labio menor es más grande que el otro y sobresale por entre los labios mayores, esto se llama hipertrofia de labios menores y créanme, no puede verse más lindo y encantador cuando por acción de la excitación se hacen más notable.

Tu vulva

De igual forma si la piel luce arrugada y no lisa, si no luce tersa o suave, así, justo así, es como debe sentirse; créanme algo, esa apariencia perfecta solo se ve en el porno y en lo que el mercado desea vendernos.

De la misma manera observo cómo el tamaño del clítoris genera cierta sensación de incomodidad, pues ya es hora que sepas que no existe uno perfecto ni ideal. Los hay desde grandes y muy grandes, cubiertos con una capa que los asemeja a un pene pequeño, pues entre otras cosas cuenta con estructuras anatómicas iguales a las del pene, hasta muy pequeñitos a los que solo se les ve ligeramente la puntita. Su color y su variada textura también hacen parte de su magnífica existencia.

Entendamos que del clítoris solo visualmente se nota una cuarta parte, después les mostraré cómo es este órgano totalmente.

En cuanto al color, es importantísimo dejar a un lado la famosa vulva rosada que en todos los libros de pequeños observamos, el tinte oscuro, violáceo, pardo, de los labios menores como mayores, hacen parte de su maravillosa creación y esta dado por el influjo hormonal durante el desarrollo.

Qué decir del olor y el sabor, señoras y señoritas, la vagina debe oler y saber a vagina, la vagina suda y trasuda, la vagina debe oler pese a que minutos antes la hayas duchado; reconócela, acéptala y valórala, recuerda que el primer paso para ser amado empieza por la aceptación de uno mismo, igual le pasa a los genitales.

Aquí podemos tirar mucha lengua, o letra más bien, pero quiero terminar con los vellos púbicos, la naturaleza es sabia y si están allí es porque cumplen una función importantísima de protección, no les digo que es antiestético no depilarse, eso es opcional, pero si no te molestan, un corte bajito será siempre la mejor opción.

Escogí la fotografía donde las vulvas se ven todas color piel, solo para que esquemáticamente nos quede claro la diversidad en su forma. En una próxima publicación colgaré varios ejemplos más reales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here