Así lo anunció el presidente Iván Duque, durante la transmisión del programa 'Prevención y Acción', este jueves 18 de junio.

La decisión se tomó tras el octavo y último debate en la plenaria del Senado, dos días antes de la terminación de la legislatura ordinaria. El reglamento aplicaría como normal constitucional a partir del próximo año.

Uno de los detalles del proyecto es que quienes sean condenados por este delito tendrían el derecho a la revisión de su pena pasados 25 años de su sentencia. Sin embargo, esto no aplicaría para quienes ya estén condenados, sino para los que tengan un veredicto perpetuo.

De acuerdo con el senador Iván Name, uno de los ponentes de la reforma, el proyecto sería una base para trazar lineamientos futuros de políticas públicas sobre delitos específicos, mientras que otros analistas desde otras orillas, aseguran que esta reforma da una falsa ilusión de protección, mientras los asesinos y violadores siguen sueltos, por falta de eficacia del sistema penal y de medidas preventivas más globales.

En televisión nacional, Duque afirmó que "Colombia va a tener la cadena perpetua para que esos delitos tengan una sanción ejemplarizante, y por supuesto, esperamos también que a lo largo del trámite legislativo tengamos la condición de que estos delitos sean siempre imprescriptibles, para que en cualquier momento quienes hayan cometido sus delitos sean sancionados".

Al respecto, el abogado Cartagenero Euclides Castro, precisó a este portal que "En el 2008, la fallecida Gilma Jiménez del Partido Verde, promovió un referendo igual y se cayó también por vicio de forma. Lo que dicen los analistas del derecho penal es que una mayor pena perpetua para un violador no sirve para desarticular ese tipo de conductas. Por ejemplo, en Estados Unidos, hay pena de muerte y siguen violando y matando, entonces acá lo que se ha procurado o lo que se ha exigido es que entiendan que eso va en contravía de varios de los principios que se manejan en la Constitución Política de Colombia; va en contravía de uno de los fundamentos de la pena y es que esta tiene que ser resocializadora. Si tú estableces eso en la Constitución diciendo como norma que todo el que pase por una cárcel debe resocializar, no puedes decir que se va a podrir en una celda. Además va en contravía de la racionalidad de los elementos punitivos del aparato estatal, pues este no está hecho para brindar venganza sino justicia. Entonces, eso se va a caer en la Corte, es decir, no va a pasar el control de constitucionalidad. Lo que haría más efectivo el cumplimiento de la pena es que no tengan ningún beneficio ni excarcelación, ni de rebaja de pena".

El senador Miguel Ángel Pinto, ha reiterado que quienes critican el proyecto pretende "desvirtuar" su finalidad e indica que en Colombia, ningún delito sexual llega la pena máxima de 60 años, y que por ejemplo, la sanción del delito de acceso carnal violento, no supera la condena de 30 años: "El acto sexual o acceso carnal con persona incapaz de resistirse agravado, por ser un menor de edad, tiene una pena máxima de 27 años de prisión. El proselitismo agravado cuando se trata de un menor de 14 años, tiene a su vez una pena de 37 años y los del el marco del conflicto armado, tiene  una pena máxima 27".

Independiente del debate entre sí la iniciativa es populismo punitivo o justicia, la aprobación de esta reforma es un hecho en el país.

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.