La docente investigadora María Fernanda Coronado es la creadora de este producto que empezó a desarrollar hace tres años. Su idea surgió del sufrimiento mensual que le causaban los cólicos menstruales desde que tenía 13 años. Esa desagradable experiencia no sólo la convirtió en una oportunidad de negocio, sino en una ayuda para las mujeres que como ella, padecen esta afectación.

'Ropa íntima femenina que contribuye en la disminución de los cólicos producidos por el periodo menstrual' es el nombre de la patente por modelo de utilidad que la Superintendencia de Industria y Comercio le otorgó a ella y a la Universidad Autónoma del Caribe, entidad donde se desarrolló el proyecto y de dónde es egresada y docente.

Esta es la novena patente de la Uniautónoma por proyectos desarrollados por estudiantes y docentes al interior de esas aulas, y la segunda de María Fernanda, pues la primera fue 'Sistema portable de recolección, almacenamiento, filtración y vaciado de orina', que le fue otorgada en agosto de este año. Coronado es diseñadora de modas y magíster en Diseños y Productos con Textiles Tecnológicos.

¿En qué consiste este desarrollo?

La docente explica que el producto consta de hilos en cobre que permiten pasar el calor, que es el principio del producto. Esta prenda íntima tiene un interruptor como cualquier otro sistema eléctrico, de lado a lado, con su batería recargable, "que puede ser como la de un reloj". El diseño es ergonómico, no tiene costuras. Son termosellados, lo que impide que maltrate y se marque en la piel, tiene un acabado en un material de caléndula que es desinflamatorio, ayuda a eliminar mal olor y bacterias.

La investigadora le contó a LaChiva.co que desde el año 2017 cuando arrancó la iniciativa, el producto ha estado monitoreado por expertos como ginecólogos, para poder conseguir un resultado eficiente y que no afecte la salud.

¿Qué viene ahora?

Asegura que su equipo ha tenido acercamientos con grandes industrias y empresarios que están interesados en este producto, con la finalidad de que se ha comercializado finales de este año 2020.

¿Cuál será su precio?

El valor está en un rango entre los $90.000 y $120.000 "lo que puede costar un brasier o cualquier ropa interior, recordando que este tiene un valor agregado", expresó la docente a este portal.

¿Qué comprende?

Una primera sección inferior de la prenda en contacto directo con la zona íntima de la usuaria, la cual corresponde a un panty; una segunda sección superior corresponde a una faja elástica que envuelve la región abdominal. Al tiempo tiene tres capas: una resistencia de calentamiento, un circuito de control y una fuente de alimentación conectada a ese circuito. Su base está fabricada en algodón y poliéster.

De acuerdo con la resolución N° 62142, en la que la SuperIndustria que otorga la patente, se establece que el producto "proporciona la ventaja técnica consistente en proporcionar comodidad y versatilidad para adaptarse a la forma del cuerpo, y que la materia reivindicada, es susceptible de aplicación industrial".