Daniela Hernández apenas estaba aprendiendo a conducir. Llegó con su espeso en la mañana de este domingo a la clínica del Rosario de Medellín donde tenía una cita médica. Él le pidió que estacionara el vehículo y la esperaba en el primer piso.

Según relatan testigos del hecho, la mujer en vez de pisar el freno, accionó accidentalmente el acelerador; el carro, un Chevrolet Onix automático, rompió el muro de contención y cayó al vacío desde el sexto piso del centro asistencial estrellándose en un patio vecino. Murió instantáneamente.

La situación fue atendida por unidades del Cuerpo Bomberos Voluntarios de la ciudad. Daniela trabajaba en una droguería de Medellín y deja a un niño de dos años.

Juan Diego Perdomo Alaba
Comunicador Social y Periodista de la Universidad de Cartagena. Consultor en comunicaciones digitales, estratégicas y de gobierno.