Este festejo taurino, considerado como herencia de la cultura española en la Región Caribe colombiana, este 2020 ya no se verá desde unos palcos de madera, sino desde la barrera tecnológica del internet. Tampoco habrá fanáticos aventureros que se jueguen la vida entrando al terreno arenoso por unos pesos mientras corren delante de un toro para "ganar", aplausos, cornadas, y en el peor de los casos, hasta la muerte.

Todo esto, debido a las medidas de bioseguridad que deben adoptarse en los eventos masivos por la pandemia del covid-19. Algo nunca antes visto en este tipo de festividades que históricamente han sido apreciadas como un espectáculo masivo visual para los fanáticos de la fiesta en corraleja, pero considerado como maltrato y sometimiento antinatural por los defensores de los animales.

Eso sí, lo que quedará intacto será  el porro y el fandango que amenizan la festividad que iniciará el próximo 1 de noviembre y será transmitido por diferentes plataformas digitales. Hasta el 28 de octubre la boleta virtual tiene un costo de 13 mil pesos, y del 29 del mismo mes hasta el 1 de noviembre, los interesados deberán pagar 18 mil por la entrada.

Serán 40 toros limpios que junto a garrocheros, banderilleros, artistas y reconocidas ganaderías de la región, harán posible el evento. Tierra Grata, de Luis Emiro Sierra; San Antonio, de Milad Barguil; El Diamante, de los hermanos Muñoz Corena y Santa María de los Ángeles de Garibaldi Hoyos, serán  algunas de las empresas participantes.

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.