Indignación, impotencia y tristeza. Así han descrito familiares, amigos y la opinión pública en general, la muerte del joven vallecaucano de 21 años Anderson Arboleda, cuya vida terminó a causa de varios golpes que recibió en la cabeza, justo en las afuera de su casa ubicada en el municipio de Puerto Tejada.

De acuerdo a los hechos relatados por testigos a diferentes medios de comunicación, Anderson salió de su vivienda a acompañar a un familiar y a su regreso fue interceptado por policías que le impusieron un comparendo por violar la cuarentena. Durante el procedimiento, los ánimos se exaltaron y surgió una discusión que finalizó en salvajes golpes que le fueron propinados con el bolillo de uno de los uniformados.

Arboleda, maltratado por la golpiza junto a uno de sus familiares se dispusieron a interponer una denuncia en el comando de esa institución por abuso policial y, fue a su regreso cuando los malestares, consecuencia del violento ataque físico que sufrió, lo obligaron a trasladarse a la clínica Valle de Lili en donde horas más tarde murió a causa de una muerte cerebral.

El caso ocurrió en pasado 22 de mayo pero se hizo público luego de que la vocalista de Chocquibtown, Goyo, compartiera hace unas horas este mensaje en su cuenta de Twitter.


Por su parte la Fiscalía de Cali anunció que la apertura de una investigación preliminar para establecer responsabilidades en la muerte Arboleda.

Muerte de George Floyd en Estados Unidos

El pasado 25 de mayo del año en curso en Powderhorn, Minneapolis, un episodio similar al ocurrido con Anderson estremeció el mundo, pero esta vez fue a plena luz del día y frente a los ojos de curiosos y transeúntes que registraron los hechos.

Un oficial de policía causó la muerte, por asfixia, de George Floyd, un afroamericano de 59 años. Sucedió en medio de un arresto por presuntamente intentar hacer una compra con un billete falso. El procedimiento fue liderado por cuatro uniformados, pero fue Derek Chauvin, quien presionó salvajemente contra el pavimento a Floyd mientras presionaba su cuello con una de sus piernas por casi nueve minutos. Al tiempo, este le expresaba que no podía respirar, todo a la vista de los otros tres oficiales y transeúntes divididos entre quienes exigían que lo soltaran y registraban la escena, situación que quedó grabada y ampliamente difundida por redes sociales.

Los policías involucrados fueron apartados de su cargo y de acuerdo con información oficial, Chauvin, el oficial responsable de la muerte de Floyd, tenía 18 anotaciones o quejas por comportamientos agresivos, y fue acusado de homicidio en tercer grado no intencional.

Hasta el día de hoy continúan las protestas y revuelos en diferentes partes de Estados Unidos, especialmente en Powderhorn, como consecuencia de esta muerte. Los demás oficiales fueron retirados de su cargo.

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.