fbpx
Inicio País Ministerio de Salud recomienda no usar cabinas de desinfección

Ministerio de Salud recomienda no usar cabinas de desinfección

0
Ministerio de Salud recomienda no usar cabinas de desinfección
Cabinas de desinfección

A través de un instructivo o guía, el ministerio de Salud y Protección Social recomienda el no uso de sistemas de aspersión de productos desinfectantes sobre personas para la prevención de la transmisión del Covid-19, pues no existe evidencia sobre la eficacia de estos sistemas para realizar una desinfección efectiva del virus. Países como España y Guatemala lo han prohibido; Bolivia, Perú y México a través de sus autoridades sanitarias, han alertado sobre su inconveniencia.

Hospitales, edificios de gobierno, empresas, mercados públicos y hasta cárceles han optado por utilizar este método de sanitización como medida para evitar la propagación del coronavirus. Es además el emprendimiento de moda en esta coyuntura de emergencia sanitaria, pues promete "desinfección total" al individuo.

Se ofrece al por mayor y al detal en todas las plataformas digitales, sin ningún control o protocolo, ni verificación previa por parte de las autoridades sanitarias locales.

El Ministerio advirtió el riesgo y en un juicioso ejercicio a manera de guía, aclara que, teniendo en cuenta que a la fecha no existe evidencia científica que respalde la seguridad para la salud humana, ni la efectividad del control de la transmisión del Covid-19 por el uso de cabinas, cámaras, túneles, arcos y demás dispositivos y sistemas de aspersión de desinfectantes sobre personas, "se considera que el uso de las mismas representa un riesgo para la salud de las personas, y no se recomienda el uso de ninguno de estos dispositivos, como estrategia de prevención comunitaria".

Esta cartera indica además que la forma empírica del diseño y del uso de estos dispositivos de aspersión, "no ha considerado su potencial riesgo para la salud humana secundario a la exposición de las personas de manera directa al contacto dérmico, ocular e inhalatorio de productos químicos que pueden originar efectos adversos sobre su salud".

Además, "el cumplimiento de las condiciones adecuadas para lograr una desinfección eficaz de bajo nivel, ha sido insuficiente dado que se usan productos desinfectantes en concentraciones genéricas apropiadas solo para superficies sólidas con determinado tiempo de contacto (no autorizados para su uso en humanos y mucosas del cuerpo humano), sin considerar la menor efectividad que pueda tener al no considerar la contaminación previa, la porosidad de la superficie (ropa, otros artículos), la inadecuada distribución homogénea del producto sobre la superficie, ni el tiempo suficiente de contacto. Adicionalmente, puede tener potencial riesgo de dispersión del patógeno, en el evento en el que los aerosoles generados en la aplicación puedan incluso contribuir a la dispersión del virus".

Especialistas en el tema, ven con preocupación que una iniciativa de prevención de uso intrahospitalario se esté convirtiendo en un negocio indiscriminado sin ningún tipo de vigilancia, pues la efectividad de las cabinas en otros contextos es mínima, por no decir que nula.

El biólogo y especialista en gestión ambiental peruano, Carlos Bocanegra García, explicó que estas cabinas de desinfección instaladas como medida preventiva para evitar contagios podrían ser dañinas para la salud de las personas y enfatizó "que estas estructuras no se encuentran avaladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ello debido al uso de varios químicos como amonio cuaternario o betagen, que podrían causar irritación a los ojos y piel en las personas".

En resumen, el El Ministerio en dicho manual recomienda no utilizar cabinas, túneles, arcos y demás sistemas de aspersión o nebulización de desinfectantes, como estrategia de desinfección de personas, en el contexto de la emergencia por Covid-19. Solo deben usarse en personas pero en escenarios especiales de riesgo "o procesos que exijan la mejor asepsia posible, donde los trabajadores que se someten al procedimiento se encuentren capacitados para el proceso de desinfección, se garantice que no se presente exposición a través de los trajes y se cuente con un protocolo".

Otra de las críticas que han tenido estas estructuras de desinfeccion, es que estas tecnologías podrían generar una falsa sensación de seguridad, total protección y asepsia que lleve a la persona a relajar las medidas básicas y protocolos de bioseguridad establecidos por los organismos de salud durante la pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here