La Justicia Penal Militar declaró que la competencia para continuar con la investigación de la muerte del ingeniero Javier Ordóñez, a manos de dos agentes de la policía, el pasado 9 de septiembre en Bogotá, es la Fiscalía, puntualmente la especializada en Derechos Humanos.

El argumento de un despacho de la militar se basó en que el elemento material probatorio reunido no permitió afirmar que se trató de un acto que tenga relación con el servicio de los uniformados.

Por estos hechos fueron suspendidos de su cargo siete policías, dos de ellos, retirados por tres meses, los mismos que aparecen en el video que conoció el país en donde se vio la agresión con golpes y electrochoques con  pistola teaser de la que Ordoñez fue víctima, mientras suplicaba por su vida. Los otros cinco fueron apartados el pasado viernes 11 de septiembre. De acuerdo con declaraciones del ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, estos últimos están siendo investigados por acción u omisión para que no haya oportunidad  de que intervengan en el desarrollo del proceso.

La necropsia de Medicina Legal recibida por la Fiscalía indica que el occiso sufrió laceraciones, politraumatismos ocasionados por objetos contundentes y según testimonios de su familia en distintos medios de comunicación, también tenía fracturas en su cráneo.

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.