Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías de Bogotá, ordenó la captura de Juan Camilo Lloreda Cubillos y Harby Rodríguez Díaz, dos de los siete policías vinculados con la muerte del ingeniero Javier Ordóñez, el pasado 9 de septiembre en el noroccidente de Bogotá.

Los uniformados son los que aparecen en un vídeo golpeando y atacando con una pistola taser a Ordóñez.
De acuerdo con las autoridades, los otros cinco policías involucrados fueron separados de sus cargos.

Para el ente acusador la muerte del también estudiante de derecho fue un asesinato y no tuvo nada que ver con un procedimiento policial. Además defiende sus argumentos con evidencias basadas en testimonios, material audiovisual y la necropsia de Medicina Legal, que reveló que el hombre de 46 años murió porpolitraumatismos y golpes con objeto contundente.

En las próximas horas los dos uniformados serán presentados ante un juez de control de garantías para la audiencia de imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento intramural. En días pasados los patrulleros implicados en el caso fueron citados a juicio disciplinario para que respondan por las delitos a título de dolo, como abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto.

Este proceso no tiene nada que ver con el penal que cursa en la Fiscalía, tal como se explicó en esta nota.

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.