Mar Azul es el nombre de la banda de delincuencia organizada dedicada al tráfico de estupefacientes que de acuerdo con las autoridades fue desarticulada en medio de una operación que llevada en conjunto con la Fiscalía y policía. En las diligencias que fueron capturadas nueve de las 10 personas que pertenecían a este grupo.

Un policía hace parte de los capturados, y fungía cómo un enlace de esta red. Según la Fiscalía, hasta hace dos años prestó su servicio en el Aeropuerto Internacional Rafael Núñez. Otro de los integrantes operaba desde una prisión.

La investigación duró dos años y medio y se desarrolló en Cartagena, Turbaco, Medellín Antioquia y Bogotá.

Los procesados fueron: el subintendente de la Policía Nacional Carlos José Palacio Castillo, adscrito al Comando de Medellín; alias Paolo-notificado en la cárcel-; Juan Diego Villa Bedoya, alias Patrón o Viejo; Jorge Armando Blanco Carrasquilla, alias Blanco; Eric Romero Márquez; Paulo Williams Blanquicet; Javier José Zambrano Blanco, alias El Zurdo; Albeiro José Correa Jiménez, alias El Profe; Javier Bueno Leiva, alias Negrito o Gordo; Pablo Andrés Pinzón Garzón y Yan Carlos Marimón Miranda, alias Jeanca. Estos también están relacionados con la compra de armas de fuego.

De acuerdo con las investigaciones, alias Patrón o Viejo era el líder de la organización que estaba involucrada con redes delictivas mexicanas, la Oficina de Envigado y el Clan del Golfo y traficaba con cocaína.

El objetivo del transporte de la mercancía desde el interior del país hasta Cartagena, era ser comercializada en forma de microtráfico y movilizada desde los puertos de esta ciudad y el Aeropuerto Internacional Rafael Núñez hasta países como
Honduras, Guatemala, Costa Rica, República Dominicana, Holanda, Bélgica, Eslovenia y Canadá.

Palacio Castillo, el mencionado perteneciente a la Policía Nacional era quien hacía los contactos en el aeropuerto Rafael Núñez y en los puertos para pasar los estupefacientes sin complicaciones. El uniformado había sido trasladado para Antioquia desde noviembre del 2018, pero desde allí ejercía sus labores de coordinación.

Paulo Williams Blanquicet, un exdiputado de San Andrés era el coordinador la logística del trasporte aéreo o marítimo, quien según la información de la Fiscalía aprovecho su posición y confianza que ostentaba en el ámbito y fuerza pública, para facilitar el ingreso de los estupefacientes. Otros, como los alias El Zurdo, El Profe y Negrito o Gordo, se encargaban de ubicar a las personas que los transportaban desde el centro del país.

Los imputados deberán responder por los delitos de concierto para delinquir agravado y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, y fueron enviados a la cárcel San Sebastián de Ternera de Cartagena.

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.