Ocho años de interceptaciones al senador Gustavo Petro, por parte del desaparecido Departamento Administrativo de seguridad (DAS), le costarán a la Nación una indemnización de más de 500 millones de pesos.

El fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca indicó que el Estado no protegió la intimidad de Petro y su familia y que hubo un concierto entre el DAS, la UIAF y la Presidencia de la República para interceptarlo entre los años 2006 al 2009. En el mismo documento se señaló la forma y logística de reuniones en la que participaron algunos funcionarios del DAS para la obtención de dicha información que incluía sus contactos y correo electrónico.

El Tribunal ordenó la forma económica en que la Nación deberá responder: 45% del total le corresponderá al Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, otro 45 a "quien haga las veces del extinto DAS", mientras que del 10% restante se encargará la Unidad de Análisis Financiero UIAF.

La indemnización por las 'chuzadas' realizadas al congresista entre los años 2002 y 2010 equivale a 100 salarios mínimos legales vigentes (SMLV), unos $88 millones que deberán ser pagados a Petro; además de 500 SMLMV, que irán a su familia, al rededor $439 millones.

En un aparte del fallo se indica que el 18 de mayo del 2012, el excandidato presidencial y su familia, presentaron demanda de reparación directa contra la Nación, el DAS y la UIAF, con el fin de que se les declarara responsables por los daños ocasionados como consecuencia de las interceptaciones, seguimiento, entre otras conductas contra el congresista.

Al conocer la decisión, el líder de la Colombia Humana reaccionó a través de su cuenta de Twitter

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.