El dispositivo fue desarrollado por talento de esta institución, más específicamente por investigadores e instructores del Centro de Tecnología de la Manufactura Avanzada del Centro Nacional de Aprendizaje -Sena-.

El objetivo es acompañar a los pacientes y así minimizar el riesgo de contagio del personal médico, además una de sus características es permitir la comunicación virtual con familiares y personal médico por videollamadas que se hacen a través del mismo robot que además puede medir la temperatura de los pacientes.

Este robot es específicamente un asistente de observaciones médicas que nació de una necesidad de soluciones tecnológicas y propuestas a la coyuntura y emergencia sanitaria causada por el coronavirus que planteó la Clínica Universitaria Bolivariana -UPB- en Medellín y, aunque en esta clínica aún no atienden a pacientes con Covid-19, busca prepararse para la llegada de posibles casos. En esta clínica, el Sena inicia las pruebas del desarrollo de este robot para atender pacientes contagiados con el brote.

La comunicación que permite este asistente, se realiza a través de una videollamada en altavoz, cuidando así al médico tratante y al personal de enfermería. Se estima que con el robot, se reduzcan las interacciones físicas de cuatro profesionales por paciente lo que minimiza el riesgo de contagios. Asimismo, la comunicación con sus familiares mediante este asistente, contrarresta episodios de depresión o ansiedad.

23 kilos de peso, 40 centímetros de ancho por 40 de largo y 1.30 centímetros de alto es la medida del robot que se manipula a través de una aplicación que trabaja con el sistema operativo Windows, mientras los comandos de control se envían vía wifi. El aparato posee sensores para medir la temperatura y permite una distancia aproximada con el paciente de 6 centímetros.

Robot Sena

Carlos Mario Estrada Molina, director general del Sena, indicó que se han establecido alianzas y trabajos conjuntos con universidades, instituciones científicas y empresas del sector privado para crear diversos dispositivos y aparatos que ayuden a luchar contra el virus y hacerle frente a la pandemia. “Nuestros centros de formación son fábricas y en ellos formamos a los aprendices, y ahora, durante esta emergencia, se están convirtiendo en centros de producción para entregarle herramientas al cuerpo médico colombiano y ayudarlos en su valiente lucha contra el coronavirus”, explicó.

Sumado a esto, investigadores del grupo GACIPE, perteneciente al Sistema de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico –SENNOVA, estudia la posibilidad de que uno de los valores agregados de este desarrollo sea que el robot le entregue a los pacientes los medicamentos o insumos que sean de administración oral, y no aplicaría sólo para los pacientes que se encuentren en cuidados intensivos sino para los hospitalizados que se encuentren aislados.

Juan Guillermo Barrientos Gómez, director científico de la Clínica UPB afirmó que: “El Sena es una institución que le ha servido mucho al país y hoy más que nunca está llamada a tener un rol protagónico en la formación de talento humano”.

Redacción La Chiva
Somos el principal medio de comunicación digital de la región Caribe Colombiana. Noticias de calidad, análisis, actualidad y opinión.