La estadounidense Johnson & Johnson anunció este lunes que pausó temporalmente la prueba clínica de su vacuna contra el coronavirus debido a una "enfermedad inexplicable" de uno de los participantes del ensayo.

El caso está siendo revisado y evaluado por una junta independiente de monitoreo de datos y seguridad, así como por los doctores clínicos y de seguridad de la empresa, según expuso la multinacional en un comunicado: "Hemos detenido temporalmente la dosificación adicional en todos nuestros ensayos clínicos candidatos a vacuna covid-19, incluido el ensayo 'Ensamble' de fase 3, debido a una enfermedad inexplicable en un participante del estudio. Siguiendo nuestras pautas, la enfermedad del participante está siendo revisada y evaluada por la Junta de Monitoreo de Seguridad de Datos".

Esta pausa implica que el sistema de inscripción en línea fue cerrado para el ensayo clínico de 60.000 pacientes, mientras se convoca el comité independiente de seguridad del paciente en mención.

J&J dijo que los efectos adversos eran "una parte esperada de cualquier estudio clínico, especialmente uno grande". Según los lineamientos de la compañía, pueden detener un estudio para determinar si el efecto adverso se debió a la droga en cuestión y si se puede retomar el estudio.

En el comunicado explicaron que por respeto a la privacidad del participante que presentó la enfermedad no emitirán más información al respecto mientras estudian a fondo lo que le sucedió durante los ensayos. 

La semana pasada el Invima dio luz verde para que la farmacéutica Janssen iniciara el reclutamiento de voluntarios en Colombia para probar su candidata a la vacuna covid. El objetivo sería evaluar la eficacia y la seguridad de la inyección denominada Ad26.COV2.S, como parte del estudio clínico fase III, que requiere una gran cantidad de participantes.

Juan Diego Perdomo Alaba
Comunicador Social y Periodista de la Universidad de Cartagena. Consultor en comunicaciones digitales, estratégicas y de gobierno.